Lo primero que se debe hacer es mantener el aluminio perfectamente limpio. Si hay una capa de óxido, se recomienda retirarla mecánicamente, con procesos como pueden ser el esmerilado y el pulido. Esto, porque debido al proceso de fabricación, la capa es poco reactiva químicamente. Tras el ...